LA LEYENDA DE LOS BLANCAS

El Doctor Blanco Lalinde dio a conocer que desde el siglo XVII al XVIII varios miembros de la familia Blancas son nombrados en los padrones de infanzones de Gallur. El primero de esta familia en quedar registrado en la documentación de la villa fue Martín Blancas, notario de profesión, alcayde y procurador general del comendador de Mallén y Gallur de la Orden de San Juan de Jerusalén, que en 1540 fue elegido miembro del Concejo de la localidad.

Se trata de una familia de la pequeña-mediana nobleza con varias ramificaciones por Aragón, cuyo personaje más ilustre fue ni más ni menos que el gran Jerónimo de Blancas, cronista del reino y una fuente crucial para los historiadores durante muchos años.

Existe una bonita leyenda que explica el origen de éste apellido familiar y que queda recogida en la revista Linajes de Aragón (vol. 5, Nº 12, p. 214).

Corría el año 1390 cuando el alcaide de una fortaleza situada entre Calahorra y Logroño traicionó a su señor, Carlos “el Noble” de Navarra y le entregó dicha fortificación a su enemigo Juan I de Castilla. El monarca confío al aragonés Martín Martínez de Gombalde, que por aquellos años se aposentaba en Cortes, la recuperación de su castillo.

El esforzado caballero, que dirían en la época, reclutó una tropa con la que asedió la

Escudo Blancas
Imagen tomada de http://www.blogodisea.com/heraldica-de-los-apellidos-letra-b.html

plaza. Viéndose superado en número, el alcaide le retó a un duelo. El ganador del combate se llevaría como trofeo el castillo, evitando así el derramamiento de la sangre de sus hombres. Ni corto ni perezoso, Martín Martínez de Gombalde aceptó el duelo.

El alcaide blandía sus armas de color negro, mientras el caballero aragonés portaba toda su armamentística de color blanco. Al comenzar la lucha, Don Martín se quitó las manoplas y se saldó el enfrentamiento con su victoria y la recuperación de la plaza. Al termino de la lid, los soldados anunciaron que el vencedor había sido “el de las armas blancas”. Desde entonces quiso que le llamaran Martín de las Blancas.

La historia pronto se difundió por todo el reino y quedó registrada en la documentación de la época. Nos habla de ella su propio descendiente, el cronista Jerónimo de Blancas, en sus Comentarios de las cosas de Aragón. Antes que él también dio cuenta de la leyenda un poema del Nobiliario de Gracia Dei de época de Fernando “el Católico”. Sabiendo la leyenda el escudo familiar que podéis ver a la derecha se explica por sí solo.

El Doctor Blanco Lalinde descubrió que la familia tenía un palacio, que antes perteneció a los Morlanes, en la Plaza de España y que fue derribado para la construcción de los Cines Roma. Os dejamos un interesante artículo publicado por el CESBOR al respecto en el que colaboró proporcionando material fotográfico nuestro colaborador Antonio Miguel Sierra Ferrández.

Imágenes e historia del Palacio de los Blancas de Gallur

Santiago Navascués Alcay

Lcdo. en Historia por la Uni. de Zaragoza.

 

BIBLIOGRAFÍA

• Blanco Lalinde, L. (1996); “La casa de los Blancas en la villa de Gallur”,  en Emblemata, Nº 2, pp. 367-374.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s