EL ENIGMA DE CASTRA AELIA (II PARTE)

En la primera parte del artículo hablábamos sobre la problemática de la localización de Castra Aelia, que podría encontrarse entre Fitero y Centruñigo, en El Castellar, o en el yacimiento de La Cabañeta en Burgo de Ebro. Cerrábamos el artículo con la pregunta ¿qué opciones tienen los restos de El Castellar de ser el antiguo campamento militar Castra Aelia? En esta segunda parte damos la solución, para lo cual es imprescindible tener en mente el fragmento de Tito Livio en el que se nombra a Castra Aelia y que reproducíamos en la primera parte del artículo. Os dejamos el enlace de la primera parte para la mejor comprensión del asunto.

EL ENIGMA DE CASTRA AELIA (I PARTE)

En primer lugar había dos ciudades celtíberas en el valle medio del Ebro con el nombre de Contrebia, así que cuando Livio nos dice que Sertorio tomó Contrebia y después en el invierno retiró a sus tropas a un campamento situado cerca de Castra Aelia, puede que se refiera a Contrebia Leucade, que se encontraba en La Rioja o a Contrebia Belaiska, que se encontraba en Botorrita, cerca de Zaragoza.

Entre los términos municipales de Centruñigo y Fitero –Navarra- se ha encontrado un yacimiento que parece ser un campamento militar de carácter temporal de grandes dimensiones que pudo albergar a un gran ejército. En el lugar se han encontrado una gran cantidad de materiales romanos y restos de armas, destacando el hallazgo de proyectiles de catapultas y de hondas que llevaban inscrito el nombre de Quinto Sertorio, así que no hay duda de que Quinto Sertorio estuvo allí. El número de armas encontrado es tan grande que puede que fuera un centro de fabricación de armamento, lo que encajaría a la perfección con la información que nos aporta Tito Livio. Además el yacimiento está situado en un enclave ideal junto al río Ebro, tal y como nos cuenta el historiador romano, y encajado entre colinas y escarpes que lo protegerían del azote del cierzo invernal. Más aún, estaba en una encrucijada de caminos que permitiría tanto ataques como retiradas rápidas.

Hay dos grandes problemas a la hora de situar Castra Aelia en la zona. El primero de ellos es que era territorio enemigo. De situar el campamento allí, habrían estado rodeados de enemigos y habría sido posible un ataque en cualquier momento. No sería, por tanto, la situación ideal para reponer fuerzas y que las tropas se recuperasen de una dura batalla durante el invierno. El segundo inconveniente es que Livio nos dice que pasado el invierno, se dirigió a someter a los bursaones, a los cascantinos y a los gracuritanos. Es una ruta sudeste-noroeste. De haber situado el campamento en el actual Fitero se habría visto obligado a seguir una ruta noroeste-sudeste y atacar en último lugar a Bursao –actual Borja-, de donde procedían los bursaones. Con lo cual, Castra Aelia debía de estar situado al sudeste de Bursao. Sin embargo, no hay duda de que Sertorio estuvo allí, así que puede que la zona fuera escenario de una batalla de las guerras sertorianas que no mencionan las fuentes.

Otra opción es que Castra Aelia fuera el yacimiento de La Cabañeta de Burgo de Ebro. Allí se han encontrado restos de una localidad cuyo nombre desconocemos, que en origen fue un campamento militar, situada junto al Ebro, con gran cantidad de material romano y muy pocos restos indígenas, con niveles de destrucción propios de una guerra. Además está cerca de Contrebia Belaiska, así que puede que Livio cuando nos dice que Sertorio tomó Contrebia y después se retiró con sus tropas a Castra Aelia, se refiera a Contrebia Belaiska y no a Contrebia Leucade. El yacimiento cumple todos los requisitos pero no se puede probar que Sertorio estuviera allí y se ha descartado con casi toda seguridad que Livio se refiera a Contrebia Belaiska porque Livio nos informa también de que los romanos mientras estaban acantonados en invierno en Castra Aelia, son hostigados por los berones y los autrigones, pueblos muy cercanos a Contrebia Leucade pero muy lejanos de Contrebia Belaiska.

Por último, puede que Castra Aelia estuviera en El Castellar, zona muy próxima a Gallur. Allí se han encontrado materiales indígenas junto a materiales romanos fechados cronológicamente en el último tercio del siglo I a.C., fecha que coincide con las guerras sertorianas. Los restos se ubican junto al río Ebro y la desembocadura del Jalón, en el límite de la Celtiberia, en una zona elevada desde donde se podía vislumbrar y controlar todo el terreno y a una distancia cercana pero prudente de los acontecimientos bélicos que nos narra Tito Livio. No obstante, al igual que ocurre en La Cabañeta, no se puede demostrar que Sertorio estuviera allí.

 

Santiago Navascués Alcay.

Lcdo. en Historia por la Univ. de Zaragoza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s