NOTICIAS DE BONIFACIO GARCÍA MENÉNDEZ

Aprovechando que hoy comienzan las II Jornadas Culturales de Bonifacio García, completamos un viejo artículo sobre su biografía –Biografía de Bonifacio García-, gracias a una serie de noticias periodísticas proporcionadas por nuestra colaboradora Carmina Gascón.

Son columnas de opinión que se encontraban en el Diario de Córdoba en los años 1932 y 1933, lo que da cuenta de su reconocimiento no sólo a nivel local, sino también nacional. Nunca desperdició ocasión para nombrar a nuestro pueblo, ya que al finalizar sus columnas siempre escribía su nombre y debajo “Gallur”, lo que denota que a pesar no haber nacido en nuestra villa, sentía orgullo y amor profundo por nuestro pueblo y sobre todo, por sus gentes. Fue el mejor embajador de nuestro municipio, defensor de lo rural, de los trabajadores y campesinos, a los que otorgaba una especial valía y sabiduría, que es de otra clase, distinta a la del que devora libros.

Así hablaba de la gente común, contraponiéndola a los políticos y ejecutivos de las grandes empresas:

“Nadie ignora lo que son las formaciones políticas y a lo que ellas se prestan. Generalmente los hombres trabajadores y útiles, aplicados o no a un ideal político se dedican por entero a su trabajo, y la pasión honorable del estudio y de la actividad, les impide acudir a los comités y a las asambleas, en donde, salvando raras excepciones, no deja de ser siempre el que más destaca, el más ambicioso y el más osado.

Y como la necedad, la osadía y la ambición forman el triángulo de toda conducta aventurera, las jerarquías y los cargos representativos, han de ir a parar casi siempre en los hombres de dichas cualidades. […]

Los que tienen en su mano la resolución, cuando extienden nombramientos debieran hacerlos sobre personas que no lo solicitan, y tal vez el resultado sería mejor.

No se lamenten de que faltan hombres… sobran hombres útiles en España. Lo que ocurre es que todos los hombres útiles no se dedican precisamente a buscar en los recodos y en la confusión la forma de serlo. Son hombres útiles a todas las horas y en todos los sitios, y la sociedad los conoce. Tienen gran estimación y trabajan sin egoísmo y con desinterés. Pero esos hombres hay que buscarlos. Ellos no se ofrecen nunca.”

Nunca se cansaba de adular la vida en el campo y cuando lo hacía pensaba en nuestro querido pueblo, como manifiestan las siguientes palabras:

“Es muy bella la aldea. Tan bella que en los días de verano hay muchas personas que dejan sus casas de la ciudad, toman el tren y a la aldea se marchan.

Es necesario que la nostalgia de la ciudad se cure con raciones de aldea y el cansancio de la aldea se cure soñando en los días que las aldeas sean ciudades dentro del campo”

Podríamos seguir citando sus columnas pero con esto ya basta para hacernos una idea del tono de sus reflexiones.

Por último, nos queda por ensalzar su calidad humana y su amor por el pueblo, más allá de sus dotes como escritor, como manifiesta la noticia recogida en el Adelanto Diario político de Salamanca del año 1948 de que decidió donar 100 ejemplares de su libro “El Control Obrero” a aquellas bibliotecas obreras, asociaciones, cárceles, etc…, que por falta de medios económicos no pudieran adquirirlo en un contexto de posguerra marcado por la miseria generalizada.

 

Santiago Navascués Alcay

Lcdo. en Historia por la Uni. de Zaragoza

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s