EL TESORO DE MALLÉN

Generación tras generación se ha buscado un tesoro en Mallén que nunca se ha encontrado, que no es otro que el del Príncipe de Viana.

El infante era hijo de Juan II de Aragón y doña Blanca de Navarra, hermanastro de Fernando II “el Católico”, que nació de un segundo matrimonio tras morir la reina navarra.

Según lo dispuesto en las capitulaciones matrimoniales de 1419, en caso de morir Blanca I antes que Juan II, este no sería rey de Navarra, sino que lo sería su hijo. De hecho así ocurrió, fruto de este matrimonio nació el Príncipe Carlos de Viana y al morir su madre, según lo acordado, le correspondía reinar en Navarra a él y no a su padre Juan II. Sin embargo, en el testamento de la reina Blanca, que murió en 1441, pedía a su hijo que no tomase el título real sin la aprobación y bendición de su progenitor.

Esto condujo a una guerra entre Juan II y su hijo el Príncipe de Viana por el trono de Navarra. El enfrentamiento entre padre e hijo adquirió un cariz de guerra civil entre los navarros, los agramonteses apoyaban al rey Juan y los beamonteses al príncipe Carlos de Viana. Juan venció y apresó a su hijo varias veces, pues en ocasiones se escapó y en otras coyunturas el rey fue forzado por sus propios súbditos a liberarlo.

Cuenta la tradición, pues no hay testimonio escrito que lo confirme, que el infante estuvo preso en Mallén y allí, confinado en un pequeño pueblo, el joven acostumbrado a una vida de lujos y excesos, se aburría; así que para paliar de alguna manera su apatía, mandó traer a Mallén sus más preciados bienes con los que divertirse. Como todos sabemos, Mallén está muy cerca de Navarra. Entonces los beamonteses fueron a Mallén para liberarlo y unidos a la pasividad de los carceleros consiguieron rescatar al muchacho. Con las prisas de la huida no podía llevarse sus posesiones, así que decidió esconderlas y enterrarlas en el pueblo con la intención de recuperarlas algún día. Pero  nunca pudo hacerlo, pues murió poco tiempo después, las malas lenguas dicen que envenenado por su madrastra, madre de Fernando II el Católico.

Y ese es el tesoro que siempre se ha buscado en la zona. ¿Será verdad que hay un tesoro en Mallén?

 

Santiago Navascués Alcay.

Lcdo. en Historia por la Univ. de Zaragoza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s